Gelato: el helado más rico del mundo

El verano en Roma suele ser muy caluroso y soleado , con temperaturas que oscilan entre los 28° y 30° , por ello si vas a viajar en esa época, recomiendo usar ropa ligera, sombreros, gafas oscuras y tratar de hidratarse lo más posible.

En mi caso, a pesar de estar acostumbrada a esas temperaturas tan usuales en este lado del Caribe , sentía que iba a morir derretida en cualquier momento, así que además de agua y cervezas , también consumía muchos helados, especialmente mi favorito, el stracciatella.

¿Quién no ama comer helados? Especialmente en Roma, donde puedes conseguir el helado más cremoso y rico del mundo, el famoso gelato italiano.

A este delicioso postre se le adjudican varios orígenes un tanto inciertos, sin embargo uno de los más aceptados es el que se remonta a la antigua China, donde se tiene evidencia de la realización de los primeros helados, alrededor del año 618AC, se decía que el rey Tang mandaba hacer su helado con leche de búfalo, vaca y cabra; esta mezcla se hervía hasta fermentarla como un yogurt, además le agregaban harina para que se engrosara, alcanfor, y algo de sabor; algunos historiadores coinciden en el uso de sal y hielo para lograr el punto de congelación, otros dicen que también se usaba nieve.

Luego, esta receta pasó a la India, Persia después a Grecia y por último a Roma. Y es precisamente en la Italia de la Baja Edad Media cuando el helado empieza a tomar carácter de naturaleza en Europa ya que el navegante Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes por Oriente, llevó varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales se implantaron con cierta popularidad en las cortes italianas.

El gelato así como hoy lo conocemos, mantecoso y cremoso se elaboró por la primera vez en Florencia en el año 1500, y a partir de acá fue volviéndose parte de la gastronomía italiana, evolucionando por diferentes tipos de elaboración hasta nuestros días.

Así que si tienes la oportunidad de viajar a Italia en verano o cualquier estación del año no deben dejar de probar un rico gelato.

tina páez comiendo gelato en Roma
¡Stracciatella! ¡Mi favorito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *