Sobre el marketing de contenidos o inbound marketing

La primera vez que leí el término inbound marketing “salí corriendo” a indagar sobre que se trataba. Pues ya teniendo una formación básica en publicidad y marketing como comunicador social y además estando muy alejado de ese mundo y más cerca del periodismo, los medios y las estadísticas electorales, quería encontrar alguna innovación en este campo que no fuera la típica doctrina para venderle o “meterle” por los ojos y los demás sentidos cualquier producto a los consumidores con la patética excusa de que la publicidad le hace un favor a la gente porque le ayuda a tomar decisiones.

No les voy a mentir y también me encuentro entre los televidentes que ansiaba el comercial de coca cola de navidad todos los años en los 80 y 90, pero la carrera de comunicación me hizo ver todo lo que hay detrás de ese comercial. Pues el marketing de contenidos, a mi entender, implica la posibilidad de que el usuario (me gusta usar el término usuario y no el de prosumidor y menos el de consumidor) pueda finalmente beneficiarse de un contenido y luego no tener que comprar. Yo suelo leer blogs o páginas de Facebook sobre temas como alimentación, budismo, política y luego me van conduciendo a la compra de un producto o contratación de servicio. De eso se trata esto del marketing de contenidos; de ofrecer contenidos valiosos y de calidad a los usuarios con la esperanza de lograr una tasa de conversión de al menos del 20% en clientes. La buena noticia para las marcas es que no todos los usuarios son traidores como yo.

Más sobre Inbound Marketing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *