Sé un líder no un jefe

 

En nuestras sociedades es muy fácil encontrar jefes, jefes que entre más alto esté en la jerarquía empresarial, más similitud tiene a un monarca que a un líder. Un líder es aquel que guía y ayuda a su equipo de trabajo por un fin. Un líder no tiene ideas maquiavélicas porque el fin no justifica los medios. A tu jefe no le importa despedirte, o a un puñado de personas, o a una sucursal entera por un fin ya sea por dinero o poder. 

Un líder trabaja con su equipo y toma en cuenta a cada una de las personas, no como cifras, ni como un número o una estadística, sino como seres humanos con habilidades y defectos que tienen problemas y se equivocan. Un gran líder trata de mejorar como persona y ayudar a ser mejor persona a los que le rodean. 

Como no seguir a una persona así que se preocupa por ti y vela para que seas mejor. Un líder como un Rey Leónidas que lucha a tu lado sintiendo igual que tú, el dolor, el hambre y el cansancio por los días de lucha contra los persas. Pero no, tú tienes un jefe como Jerjes que desde su trono en una colina en las Termópilas da órdenes y ve como sus hombres mueren, sin importarle cuántos de ellos caigan con tal de conseguir su fin. 

Cundo el ser humano empezó a vivir en sociedad a comienzos del neolítico, fue para estar más seguro de los peligros del mundo, desde los acechos de los depredadores hasta la poca abundancia de alimentos, pero para lograrlo emergieron lideres a cargo de una o varias labores, de manera que los integrantes de estas antiguas sociedades se sentían seguros y dormían tranquilos porque sabían que alguien los cuidaba por las noches. Que mientras tú podías estar encargado de la alfarería, otros se encargaban de los seriales o de la caza y tú no tenías que preocuparte de los alientos. Un buen líder logra que todos confíen en los otros integrantes del equipo y en él. 

Las personas prefieren tener a un líder que a un jefe. Un líder motiva; un jefe impone, un líder está dispuesto ayudarte; un jefe no, un líder genera confianza; un jefe genera temor. Por estas razones te damos unos tips para que seas un buen líder: 

¿Qué necesito para ser un buen líder? 

 

  • Dejar la oportunidad para equivocarse. Recuerda que cometer errores y equivocarse es de humanos. En una tradicional empresa que uno de sus empleados cometa errores conllevaría a su despido. Pero un líder debe ver estas oportunidades de aprendizaje en su equipo y guiarlo para que realice las cosas de la manera más idónea posible. Claro tampoco hay que ser un pardillo porque hay personas que no van a compaginar en tu equipo y ni en el ritmo que lleva o personas que no les gusta aprender cosas nuevas. 
  • No ser toxico y evitar codearse de personas toxicasLos tóxicos son personas que te dañan de manera psicológica y evitan que progreses y crezcas como persona. Hay distintos niveles de toxicidad, pero aquí te digo que evites las críticas y las burlas, y empieza hablar para construir y no para destruir porque las palabras duelen y se clavan como dagas. Evita también estas dinámicas toxicas de las empresas creando ambientes de miedo y rumores, dificultando a tu equipo su trabajo y su vida personal. 
  • Reforzar la confianza: Hacer pequeñas dinámicas o trabajos para reforzar la confianza en ti o entre los integrantes del equipo son cosas primordiales. Y estas labores pueden ir aumentando la confianza hasta el punto que puedan “dar la vida por el otro”. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *